Detección de la pérdida

Cómo actuar ante la pérdida de audición de mi hijo

Detección de la pérdida Cómo actuar ante la pérdida de audición de mi hijo

Cómo actuar ante la pérdida de audición de mi hijo

Los padres suelen ser quienes primero advierten que su hijo o hija no posee una audición normal. También puede ser que lo adviertan en el colegio. Si alguien sospechase, o usted mismo, de que su pequeño sufre algún tipo de sordera, se debe acudir a la consulta del otorrinolaringólogo (ORL). Es el profesional médico especializado que debe valorar su caso.

Recibir la noticia de que nuestro hijo tiene una limitación auditiva es motivo razonable de preocupación e inquietud. Ante una situación semejante, una de las actitudes más comunes por parte de los padres es la incredulidad. Incluso después de ser diagnosticado, muchos progenitores se resisten a creer que su niño tenga un problema de audición grave.

Ese comportamiento es comprensible, pero es necesario superarlo lo antes posible para evitar que la limitación sensorial que sufre el niño acabe afectando de manera dramática a su capacidad de aprendizaje y socialización.

El diagnóstico precoz ayuda a evitar males mayores, aunque no es tan evidente reconocer el problema en un bebé. En España, algunas Comunidades Autónomas realizan pruebas diagnósticas a todos los recién nacidos que permiten identificar posibles problemas de audición. Sin embargo, no todas las autonomías realizan esas pruebas y, por lo tanto, en muchos casos deben ser los padres o los pediatras los que detecten que el bebé tiene déficit de audición.


Especialistas en el desarrollo infantil. Siempre al lado de los niños con pérdida auditiva y sus familias.

Para el cuidado auditivo en adultos

Nuestros audífonos

Comunidad de salud auditiva

Programa de patrocinio deportivo

Para profesionales médicos