Audición y Comunicación: Etapas del desarrollo en el Bebé.

Tres de cada mil niños que nacen en España, aproximadamente, tienen algún grado de pérdida auditiva. Otros nacen con la audición normal y comienzan a tener problemas auditivos conforme crecen.

Es importante conocer qué se puede esperar durante el desarrollo de nuestro bebé porque la pérdida auditiva puede retrasar el desarrollo de las habilidades del habla y del lenguaje.

Por ejemplo, un bebé de 4 a 6 meses con desarrollo normal de la audición sigue los sonidos con los ojos.

En el siguiente enlace se explica con más detalle qué tipo de comportamientos son más normales dentro de los rangos de edad de nuestro bebé. “Desarrollo de la audición y el lenguaje”

 

¿Qué son la voz, el habla y el lenguaje?

 

La voz, el habla y el lenguaje son las herramientas que utilizamos para comunicarnos con los demás de una forma más precisa y rica.

La voz es el sonido que hacemos cuando el aire de los pulmones pasa a través de los pliegues vocales en la laringe haciéndolos vibrar.

El habla es la acción de hablar, o sea una de las formas en que expresamos nuestra lengua. Incorpora la coordinación precisa de acciones musculares de la lengua, los labios, la quijada y el tracto vocal para producir los sonidos reconocibles que constituyen el lenguaje.

El lenguaje es un conjunto de normas compartidas que permiten a la gente expresar sus ideas de modo lógico. El lenguaje puede expresarse en forma oral (verbal) o por escrito, o mediante señas u otros gestos, por ejemplo, parpadeando o moviendo la boca.

 

Si se sospecha de pérdida auditiva, consultad con el médico.

 

Si sospechamos que nuestro bebé puede tener algún tipo de pérdida auditiva, estas son algunas cosas que nuestro médico podría preguntarnos:

  • ¿Hay otros familiares, incluso hermanos o hermanas, con problemas de audición?
  • ¿Tuvo la madre del niño problemas médicos durante el embarazo o el parto (una enfermedad o lesión seria o necesitó medicamentos)?
  • ¿El niño nació prematuro?
  • ¿Cuánto pesó al nacer?
  • ¿Tuvo problemas físicos al nacer?
  • ¿Se frota las orejas o tira de ellas con frecuencia?
  • ¿Tuvo escarlatina (fiebre escarlata)?
  • ¿Tuvo meningitis?
  • ¿Cuántas infecciones de oído ha tenido durante este último año?
  • ¿Con qué frecuencia tiene gripe, síntomas de alergia o infecciones de oído?

 

En el siguiente enlace, encontraréis una lista de control inicial para comprobar si nuestro bebé escucha bien o puede, quizás, padecer de alguna pérdida auditiva.

Buscad la edad de vuestro hijo en las etapas que aparecen a continuación. Pinchad en “sí” o “no” para cada uno de los elementos de esa etapa. Al terminar de llenar la lista, compartid sus repuestas de “no” con el pediatra e informadle de cualquier valoración propia que consideréis importante.

 

Recordad que es sumamente importante la detección precoz de la sordera infantil para poder evitar una mayor repercusión en su aprendizaje y óptimo desarrollo.

 

 

Fuentes y enlaces de interés:

nidcd.nih.gov

 


Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

GAES Junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo