TITLE

DESCRIPTION

¡¡Bienvenidos a la Granja!!

El pasado 19 de octubre un grupo de nuestros Junior con sus padres estuvieron visitando la Granja Escuela El Palomar en la población de Chapinería, Madrid.
Comenzamos la visita a las 11 de la mañana conociendo a los animalitos que viven allí: conejos, cabras, cerditos y ponys jugaron con los niños y se dejaron tocar por todos ellos. Las risas y sorpresa de los niños fueron la tónica del día. Incluso conocimos a una cabra con trastorno de personalidad: ¡¡se creía oveja y vivía con ellas!!
Continuamos el recorrido por los Museos de la Granja. Allí pudimos ver una típica casa de labranza con todos sus utensilios, una escuela rural e incluso un poblado visigodo con sus cabañas, molinos de cereales, pieles curtidas, tótems y utensilios. Después jugamos a ser personajes en el “rincón de las casitas”, un espacio especial donde habían muchos tipos de casitas en miniatura: un castillo, un barco como el Arca de Noé, una seta, una cestería, una cabaña en las ramas de un árbol….fue un rato muy divertido.
Antes del descanso para la comida, fuimos a conocer a Rayman, el caballo-pony de la Granja Escuela. Todos los Junior pudieron montarle y disfrutar de un paseo. Los pequeños estaban entusiasmados y animaban muy emocionados a Rayman cuando este se cansaba de pasear.
Durante toda la estancia estuvimos acompañados por Martín un cachorrito de perro mestizo que no paraba de perseguir a los peques e intentar quitarles la comida. Su entusiasmo con los Junior le llevo incluso a pegar un pequeño mordisco a una niña para que le hiciera caso y jugara con ella. ¡Menudo susto!
También conocimos a un burrito que vivía con su mamá y que lo único que quería era comerte el pelo o chuparte los zapatos. ¡Vaya con el burrito!
Por último, y mientras los papás tomaban un café, pasamos al taller. ¡Eso sí que fue divertido! Cuando entramos, las avispas habían invadido la sala y tuvimos que salir pitando hacía otra. Allí hicimos piruletas que antes de irnos nos llevamos a casa… algunos incluso no pudieron esperar a comérsela.
Si queréis ver cómo lo pasamos, pinchar en “Ver más”, debajo de la foto.
¡Hasta el próximo encuentro!

Archivo