TITLE

DESCRIPTION

Consejos GAES Junior en verano: Recomendaciones para que el audífono “no os pare”.

El verano es la época del año más esperada por los niños. Recuperan amistades, viajan, pero sobre todo ¡No paran!
Es importante que ellos no paren: De correr, de reír, de jugar.

Los audífonos son aparatos electrónicos que pueden resultar dañados con el agua, la arena o el polvo.

Desde GAES Junior os queremos trasladar unos sencillos consejos en el cuidado de los audífonos para que vuestros hijos no paren y pasen ese verano divertido que se merecen.

Recomendaciones generales para el cuidado del audífono:

• Evita que el audífono se moje o acumule suciedad.
• Limpia cada día el audífono y el molde auditivo con las toallitas de limpieza.
• Limpia el molde auditivo en el vaso de limpieza con las pastillas, por lo menos una vez a la semana.
• Deshumidifica el audífono regularmente, preferiblemente cada noche cuando no se use.
• Comprueba periódicamente el estado de las pilas.
• Procura que el niño utilice siempre el Clip Junior para ?evitar la pérdida del audífono, sobretodo en el caso de los más pequeños.

Recomendaciones específicas si estamos de viaje:

Recuerda tener siempre a mano el contacto y localizado tu centro GAES Junior más cercano por si surgiera cualquier inconveniente. Puedes encontrarlos aquí.

Es aconsejable llevar siempre pilas de repuesto y el comprobador de pilas.

Notificar en nuestro lugar de estancia temporal la condición especial de nuestros hijos para que lo tengan en cuenta en cualquier actividad.

Recomendaciones si por “accidente” se moja el audífono:

En el caso de que se moje un audífono lo primero que deberemos hacer es apagarlo. Luego retiraremos la pila y la secaremos cuidadosamente con un trapo seco. A continuación sacaremos toda el agua posible agitando el audífono, pero antes asegurándonos de que el compartimento de la pila está abierto. Para acabar, ponemos el audífono sobre papel de periódico y lo colocamos encima de un radiador –si fuera posible, nunca al sol- a temperatura moderada durante unas horas.

Usar un deshumidificador también puede ser muy útil para estos casos ya que este sistema, además de secar el cerumen, eliminar el mal olor y las bacterias, elimina toda la humedad que haya podido quedar.
Por otro lado, si el audífono se moja con agua salada o sucia hay que enjuagarlo inmediatamente con agua dulce antes de colocarlo en el deshumidificador.

En el caso de que estos consejos no resuelvan el problema y el audífono siguiera sin funcionar, será señal de que algo falla en el circuito electrónico del aparato. Será momento entonces de acudir a vuestro centro GAES Junior más cercano por si fuera necesario que lo reparen.

Como se dice habitualmente “más vale prevenir que lamentar” Con estos sencillos consejos este verano tus hijos no pararán y será el verano más increíble de su vida.

Archivo

Para el cuidado auditivo en adultos

Nuestros audífonos

Apúntate a la calidad de vida

Comunidad de salud auditiva

Para profesionales médicos

Programa de patrocinio deportivo

El corazón de GAES