Qué hacer cuando nuestro hijo comience a hablar

Nuestro bebé comienza a hablar, a decir sus primeras palabras ¡Qué ilusión! Seguramente éstas sean ‘mamá’ y ‘papá’ o alguna de las más comunes que solamos repetirle, porque los bebés, así como todos los niños, aprenden en sus etapas iniciales por emulación.

La estimulación del habla es muy importante durante los primeros tres años de vida de un niño. No obstante, antes de que nuestro hijo aprenda a hablar, balbuceará o emitirá sonidos. Al igual que con otras habilidades e hitos evolutivos, la edad a la que los niños aprenden el lenguaje y empiezan a hablar puede variar ¡Cada niño es un mundo!

Sin embargo, es importante que evitemos caer en la impaciencia y dejemos que nuestro pequeño vaya avanzando en tan importante camino a su ritmo, siempre vigilando que su rendimiento en este ámbito no se deba a cualquier otro factor.

 

Algunos errores a evitar cuando nuestro bebé comience a hablar.

 

  1. No hay que interrumpirle.

Dejémosle hablar a su ritmo, aunque que éste sea lento. No cambiemos de tema ni le impidamos expresarse de ningún modo, ya que él necesita saber que el lenguaje es importante para comunicarse con nosotros y con su entorno.

  1. No le corrijamos.

Aunque diga mal una palabra no le corrijamos, continuemos la conversación con normalidad. En caso de que esas palabras den gracia, podemos reírnos, pero siempre de una manera que no frustre a nuestro hijo. Podemos introducirle la palabra bien dicha luego en otra conversación.

  1. No terminemos sus frases.

A veces los niños no conocen el suficiente vocabulario y se quedan pensando en mitad de una frase, no terminemos su frase para agilizar la conversación, dejémosle hablar, y expliquémosle palabras nuevas para que aumente su vocabulario.

  1. Intentemos contestarle siempre.

Cuando nos pregunte algo, aunque estemos muy ocupados, intentemos contestarle siempre y dar explicaciones sobre su curiosidad, esto ampliará su vocabulario.

  1. No le hablemos de una más forma infantil.

Debemos tener cuidado con el vocabulario y usar frases acordes a su edad, pero no debemos caer en el error de hablarles como si fueran bebés, o como si no comprendiesen.

  1. No evitemos usar demasiadas palabras.

A veces intentamos facilitar demasiado el lenguaje, y esto es un error. Es necesario que nuestros hijos aprendan nuevas palabras, así que intentemos introducir alguna palabra que ellos no conozcan y luego expliquémosle su significado.

  1. Démosle tiempo para contestar.

En su cerebro las palabras acuden a un ritmo más lento, le cuesta a veces contestar porque no encuentra las palabras exactas y eso les provoca enfados al sentirse incapaces de comunicarse. Hay que darles tiempo, intentar ayudarles a expresarse cuando se encuentren frustrados y hagámosles ver que les entendemos.

  1. No contestemos por él.

Cuando le pregunten algo por la calle o alguien de la familia, y no sea capaz de contestar o se quede en silencio, intentemos respetar esos silencios y no contestemos inmediatamente por él, ya que si le metemos prisa podemos crearle ansiedad o generarle inseguridad.

 

 

Estimular el habla del bebé con juegos.

 

A través de sencillos juegos podemos estimular el habla de nuestro bebé de una forma divertida y entretenida para todos. Esto, además, nos ayudará a crear vínculos emocionales con nuestro pequeño.

 

  1. Canciones infantiles

La música es una herramienta muy educativa a la hora de estimular el habla y creatividad de los niños. Es un gran estímulo para que hablen al intentar cantar. Elijamos para nuestro bebé algunas canciones infantiles sencillas que hablen de elementos como los colores, los números, los días de la semana o las partes del cuerpo. Así, irá conociendo, poco a poco, su entorno.

  1. Cucu-trás

Es un clásico juego que no sólo hace reír al bebé, sino que también le estimulará a expresarse y a hablar. Es sencillo: Sólo debemos escondernos detrás de las manos y al aparecer, nuestro bebé creará algún sonido o gesto.

  1. Mímica y gestos

En frente del espejo con nuestro bebé, pongamos caras alegres, tristes, enfadadas o asustadas. Vamos dando nombre a cada uno de los gestos y ello estimulará, además, a nuestro bebé para que nos imite, además de intentar repetir el nombre de cada gesto.

  1. Sonidos de Animales

Hagamos sonidos de animales y pedimos al niño que identifique qué animal es. Podemos ayudarle las primeras veces adelantando la respuesta. Cuando volvamos a jugar, ya sabrá que si hacemos «muuuuu», él tendrá que responder ‘vaca’.

  1. El Teléfono

Con un teléfono de juguete podremos entablar una conversación divertida con nuestro bebé. Nuestro pequeño intentará imitar hasta nuestro tono de voz. Este juego es excelente para estimular el habla y lenguaje del bebé.

 

Todos estos ejercicios no sólo ayudarán a nuestro pequeño a ir adentrándose en el necesario mucho del habla y del lenguaje, sino que nos ayudará a crear lazos y vínculos emocionales con él, reforzando así los estímulos positivos que le ayudarán a crecer y a desarrollarse de manera óptima.

 

¡A hablar de ha dicho!

 

 

Más enlaces de interés:

“Trastorno Específico del Lenguaje” – GAES Junior

“Desarrollo de la Audición y el Lenguaje” – GAES Junior

“Estimulación del Lenguaje en 5 juegos de Sonidos” – GAES Junior

“Retraso del Lenguaje en Niños” – GAES Junior

 

Fuentes:

guiainfantil.com

serpadres.es

bebesymas.com

 

 


Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

Suscríbete también a nuestro canal de YouTube para conocer más de nuestra labor.

GAES Junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo