¡Cuidado! Juguetes Ruidosos

Juguetes Ruidosos, un peligro en Navidad.

 

¡Ah, la Navidad! época de alegría protagonizada por los personajes mágicos de Papa Noel y los Reyes Magos. Atraídos por la publicidad de infinidad de juguetes, nuestros niños pequeños no dudan en pedir los juguetes más llamativos, muchos de ellos ruidosos y con luces de colores como coches con sirena, instrumentos o juguetes electrónicos o armas que suenan.

El exceso de ruido en los juguetes puede ocasionar lesiones irreversibles en la audición de los niños si se superan los 80 decibelios (dB). Los padres debemos estar al tanto de las consecuencias que un juguete excesivamente ruidoso puede ocasionar sobre nuestros peques y debemos aprender a elegir bien, sobre todo en estas fechas tan señaladas, donde ya el ruido es un factor notable en el ambiente.

Ante los juguetes ruidosos, debemos tener en cuenta varias cuestiones para evitar males mayores con nuestros niños:

  • Comprobar la intensidad del sonido que emiten estos juguetes, bien porque esté registrado en la descripción de las características del propio juguete o comprobando directamente en tienda con un sonómetro que fácilmente puede descargarse desde el móvil.
  • Adquirir aquellos que tengan control de volumen o no superen los 85 dB.
  • Si el juguete ya se ha adquirido y no se puede cambiar o es un juguete que vuestro pequeño adora, pero el sonido es muy fuerte, utilizar cinta adhesiva en los altavoces para reducir la intensidad haciendo de barrera.
  • Enseñar a los niños a no llevarse los juguetes ruidosos a la oreja mientras juegan.
  • Revisar las características técnicas de los juguetes antes de comprarlos.
  • Es preferible probar el juguete antes de comprarlo. Si en el entorno de la tienda el juguete es estridente, en casa lo será más, así que sería conveniente evitar comprarlo.
  • El tiempo de exposición es importante también: los juguetes que sobrepasen los 85 dB, no deberán usarse más de 8 horas; 88 dB 4 horas; 91 dB 2 horas; 94 dB 1 hora y 97 dB 30 minutos, para que no ocasionen déficit de audición.

Además de estar pendiente a estas sugerencias y medidas, es muy importante educar a nuestros niños desde edades muy tempranas en el cuidado de su salud auditiva.

Enseñémosles a reducir el volumen de la tele, de su música, de la voz, disfrutemos de un hogar más tranquilo y de un entorno alejado del exceso de ruido.

Prevenir siempre es mejor que curar, papis y mamis. Prevengamos las posibles afecciones y pérdida auditiva aplicando medidas simples en nuestro día a día con nuestros hijos.

 

En caso de sospechar de pérdida auditiva, consultad con vuestro pediatra y, tras el informe del especialista, podéis pedir cita directamente en nuestros Centros GAES IAI, a través del formulario de Solicitud de Cita o a través del teléfono de Atención al Cliente 900 835 707.

 

Más enlaces de interés:

“Cuidando la Audición de los Niños en Navidad” – GAES Junior

“Afecciones del Oído por Bajas Temperaturas” – GAES Junior

 

Fuentes:

lainformacion.com

sightandhearing.org

gaes.es

abc.es

gaesjunior.com

 


Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

Suscríbete también a nuestro canal de YouTube para conocer más de nuestra labor.

GAES Junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo