Día Mundial de la Concienciación contra el Ruido 2018

 

¿Sabéis que el ruido puede dañar la audición de tanto niños como adultos, de muchas y permanentes formas, y además es una de las causas principales de la pérdida auditiva?

Sin embargo, suele ser un agente perjudicial que pasamos por alto en muchos casos.

El Día Mundial de Concienciación contra el Ruido se celebra desde 1996, cuya finalidad siempre ha sido el de alertar, sensibilizar y concienciar sobre el daño que el ruido puede ocasionar a nuestra salud en general y auditiva en particular.

En ese día se anima a las personas a tomar acciones contra el ruido molesto en los sitios donde se trabaja, viven y juega. Cualquier pequeño gesto, como no tocar la bocina, bajar el volumen de la televisión, no gritar en el parque, puede contribuir a crear un mundo menos ruidoso y más saludable.

El exceso de ruido, no sólo puede afectar nuestra audición, sino que también perjudica nuestro estado anímico y psicológico. Los niños son mucho más susceptibles a este tipo de factores y debemos mantenernos aún más alerta.

El ruido es un sonido principalmente desagradable que puede llegar a afectarnos, dañando nuestro sistema auditivo e incluso generar otros problemas como el déficit de atención, estrés crónico, fatiga, ansiedad y la aparición de insomnio.

En los más pequeños, puede ocasionar la reducción del desarrollo cognitivo y problemas en el óptimo crecimiento infantil.

Se calcula que en España son más de 9 millones de españoles los que conviven diariamente con niveles de ruido superiores a los 65 decibelios, que es el nivel máximo recomendado por la OMS. Alrededor de un 20% de la población española, incluido niños, está sometida a un nivel de ruido que puede afectar seriamente su salud.

 

El Ruido: una de las principales causas de la pérdida auditiva.

¿Cómo nos afecta?

Los ruidos excesivamente fuertes pueden dañar los pequeños cilios que se encuentran en el oído medio, y que son los que transmiten el sonido al cerebro a través del nervio auditivo. El ruido puede ocasionar la muerte de dichos filamentos evitando que el nervio recoja el sonido y lo transmita al cerebro, ocasionando la pérdida leve o total de la audición.

¿Qué podemos hacer para evitar contribuir con el ruido en nuestro entorno?

Pequeños gestos diarios bastan para prevenir la acumulación de ruido en nuestro ambiente:

  • Bajar el volumen de los aparatos electrónicos.
  • Evitar gritar en entornos cerrados y aglomeraciones.
  • No tocar la bocina del coche ni hacer uso de juguetes o instrumentos musicales que aporten exceso de ruido.
  • Realizar actividades más tranquilas y hacer uso del sistema de transporte público con el fin de evitar la contaminación acústica que ocasionan motores y similares.

 

¿Cómo protegerse del ruido?

Además de evitar contribuir con éste, es fundamental protegerse de entornos donde el nivel de ruido sea considerable:

  • Usando protectores auditivos para el ocio y tapones para los oídos.
  • Evitar directamente entornos con exceso de ruidos y sonidos molestos.
  • Evitar las aglomeraciones.
  • Conducir con los cristales del coche arriba, y evitar así el ruido ambiente de las ciudades.
  • Hacer deporte en zonas naturales, en vez de urbanas.
  • Alejarse de altavoces y orquestas.

 

Es importante recordar que los bebés suelen ser aún más sensibles al ruido que los niños y adultos. Es por ello que deberéis extremar las precauciones con los más pequeños de la casa si queremos conservar su audición intacta y libre de afecciones.

La solución pasa por la prevención. ¡No lo olvidéis!

¡Siempre será mejor prevenir, que curar!

Concienciemos a nuestro entorno de la importancia de mantener niveles moderados de ruido. ¡Por un futuro sin deficiencias auditivas!

 

Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

 

Fuentes de información: GAES Junior y hear-it.org

Archivo


Especialistas en el desarrollo infantil. Siempre al lado de los niños con pérdida auditiva y sus familias.

Para el cuidado auditivo en adultos

Nuestros audífonos

Apúntate a la calidad de vida

Comunidad de salud auditiva

Para profesionales médicos

Programa de patrocinio deportivo

El corazón de GAES