TITLE

DESCRIPTION

Diagnóstico precoz en todas las Comunidades Autónomas

España se ha convertido en uno de los pocos países del mundo en los que el diagnóstico precoz de los problemas auditivos en recién nacidos ya es universal. Faltaban unos flecos normativos en Madrid y Cataluña que han quedado resueltos. Una gran noticia para el movimiento asociativo de las familias representado por FIAPAS.

El proceso se inició en 2003 y ahora se ha completado con la implantación en todo el territorio español: el diagnóstico precoz de la mala audición se ha convertido ya en una norma y derecho de todo recién nacido, con independencia del lugar del alumbramiento. Los últimos pasos que se han dado en Cataluña, en febrero, con la aprobación del denominado Protocolo para la detección precoz, el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento de la hipoacusia, y en la Comunidad de Madrid, el pasado mes de mayo, la Orden 237/2010, por la que se dictan normas en relación a las pruebas de cribados para la detección precoz de enfermedades y prevención de minusvalías en recién nacidos, entre las que se encuentran las pruebas de detección de la sordera, según han informado desde el Movimiento Asociativo de Familias de Personas Sordas – FIAPAS.

La explicación a que estas dos autonomías se hayan quedado rezagadas y hayan sido las últimas en normalizar esta situación la dio el Dr. Germán Trinidad, presidente de CODEPEH (la Comisión para la Detección Precoz de la Sordera) y ORL en el Hospital Universitario de Badajoz, durante las recientes Jornadas de Audiología Pediátrica Widex, en Pamplona: ambas autonomías tienen que gestionar un muy elevado número de nacimientos, por su volumen de población.
20 años de reivindicaciones.

Desde FIAPAS han mostrado su satisfacción por ver atendida “una de las demandas históricas” por la que vienen trabajando “desde hace más de 20 años” en esta confederación. “Se eliminan definitivamente las desigualdades territoriales en cuanto a la atención y el tratamiento de los niños y sus familias” y con este avance “se podrá acceder de forma precoz, más natural y con menos esfuerzo a la lengua oral”, según sus portavoces. Y recuerdan cifras para evaluar la incidencia en la población: en España, donde cinco de cada mil recién nacidos presentan una sordera de distinto grado, lo que supone que cada año unas 2.500 familias se ven afectadas por la discapacidad auditiva, y el 95% son niños nacidos de padres oyentes. Asimismo, el 80% de las sorderas permanentes están presentes en el nacimiento y sólo en el 50% de los recién nacidos con este problema se identifican indicadores de riesgo.

Fuente: Audio infos nº 74 – Julio-Agosto 2010

Archivo

Para el cuidado auditivo en adultos

Nuestros audífonos

Apúntate a la calidad de vida

Comunidad de salud auditiva

Para profesionales médicos

Programa de patrocinio deportivo

El corazón de GAES