Preparando los Oídos de nuestros Hijos en «la Vuelta al Cole»

Hace muy poco que el cole empezó y, tanto niños como adultos, estamos intentando adaptarnos de nuevo al ritmo frenético de clases, cursos, actividades extra-escolares, cenas, baños, y demás rutinas diarias. Pero esta ‘vuelta al cole’ no sólo trae conflictos de tiempo, orden y estrés sino que, además, pueden presentarse problemas de salud. Con el regreso a las clases y a la rutina escolar puede descubrirse en los niños algún síntoma de pérdida auditiva.

La pérdida de audición en niños en edad escolar suele pasar desapercibida porque se tiende a pensar que las dificultades en el aprendizaje se deben a falta de concentración o atención. No obstante, un problema auditivo leve no diagnosticado, puede afectar negativamente en el proceso de enseñanza y ser un obstáculo para seguir el curso con normalidad.
Los niños pueden llegar a perder del 25 al 50% de las conversaciones en clase (esto depende directamente del grado de pérdida auditiva que sufran), repercutiendo en las tareas escolares si el niño emplea energía adicional para intentar oír al profesor, tomar apuntes y procesar todo lo que oye al mismo tiempo. Todo ello puede implicar problemas en el momento de aprender vocabulario, gramática, orden alfabético, expresiones del idioma y otros aspectos de la comunicación verbal que, posteriormente, se verán directamente relacionados con dificultades en la adquisición de la lectoescritura.

Una gran parte de los niños que sufren pérdida auditiva no quieren participar en clase porque se sienten inseguros ya que no pueden oír claramente lo que el profesor o los demás alumnos dicen. Además, acostumbran a no pedir ayuda por vergüenza y por esa misma inseguridad. Es necesario estar atentos ante cualquier índice de posible pérdida auditiva.

Además de esto, es importante que los padres tengan presente que estas dificultades auditivas pueden ser detectadas y diagnosticadas por medio de pruebas realizadas por un otorrinolaringólogo o un audioprotesista.

Existen diferentes tipos de pérdida auditiva y cada una tiene su particularidad pues son ocasionadas por diferentes factores. Es por ello que es fundamental estar, desde el nacimiento del niño hasta su adolescencia, pendientes de su evolución auditiva y desarrollo.

Nunca está de más seguir una serie de recomendaciones para preparar y cuidar de los oídos de nuestros peques en la vuelta al cole:

– Estar atentos ante cualquier posible comportamiento que pueda representar una pérdida auditiva en vuestro peque.
– Conversar con los tutores del colegio para observar su rendimiento.
– Acudir a su pediatra para que confirme si es posible que pueda tener alguna deficiencia auditiva. Él os remitirá al especialista otorrino.
– Acudir a vuestro Centro GAES IAI más cercano, y realizarle una prueba auditiva gratuita a vuestro peque y así asegurar su salud auditiva.
– Evitar que, en el día a día, use demasiados equipos electrónicos de música o sonido con volumen alto, pues el oído puede dañarse con estos malos hábitos.
– Cuidar de su higiene y evitar que le entre agua en cada ducha.
– Darle de comer pescado azul y alimentos con frutos secos así como un suplemento de vitamina C para los cambios de temperatura.
– Si hace viento, abrigarle bien y evitar que coja resfriados y frío en los oídos.
– Revisar periódicamente su audición para estar completamente seguros de que todo marcha perfectamente bien.

Para muchos tipos de pérdida auditiva, la prevención es primordial y ¡nunca nos cansamos de recordároslo! Por este motivo siempre os recomendamos visitar vuestro centro GAES IAI más cercano para revisar la audición de vuestros peques con el objetivo de asegurar que no haya ninguna dificultad auditiva después de las vacaciones y que pueda seguir las clases con normalidad y ¡disfrutando de cada momento con intensidad!

Archivo

 

Para el cuidado auditivo en adultos

Nuestros audífonos

Comunidad de salud auditiva

Para profesionales médicos

El corazón de GAES