TITLE

DESCRIPTION

¿Prestamos atención a los juguetes de nuestros niños?

A nosotros como padres nos encanta jugar con nuestros hijos; somos conscientes de que el juego les hace interactuar, aprender y además ser muy felices. Pero ¿nos fijamos en los juguetes que compramos?
El sentido común y seguir las instrucciones del juguete en cuanto a las recomendaciones de edad, son las normas básicas antes de empezar a comprar.
Los médicos aconsejan tener en cuenta que la ingesta de objetos extraños suele darse entre menores de 1 a 5 años, mientras que en el caso de los niños entre 6 y 10, las lesiones se suelen producir de forma traumática al jugar con bicicletas, patinetes…
Además de esto, debemos observar otro tipo de circunstancias que pueden afectar negativamente a nuestros niños al utilizar los juguetes.
– Instrumentos eléctricos.
Hay que tener en cuenta que las guitarras o baterías con melodías pueden superar los 80 decibelios. Esto, como ya sabemos, puede generar problemas auditivos.
– Juguetes con batería/pilas
Este tipo de juguetes, si se usan sin supervisión paterna, puede provocar asfixias o quemaduras por ingestión.
– Juguetes de bajo precio.
Suelen carecer de la calidad suficiente y por tanto resultan peligrosos. Pueden presentar fisuras, pinturas tóxicas…
– Juguetes que implican desplazamiento.
En estos casos es conveniente utilizar accesorios de seguridad como casco, coderas y/o rodilleras.
Para el caso de niños con discapacidad, el Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU) ha elaborado una guía sobre qué juguetes son más accesibles. Sobre todo inciden en los juguetes “accesibles para todos”. Este tipo de juguetes propicia que las personas con y sin discapacidad puedan compartir recursos y momentos de ocio, algo que resulta beneficioso para todos.
Para el caso de las discapacidades auditivas, los juguetes pasan el estudio con buenas notas ya que consideran que casi un 70% de los juguetes que podemos encontrar en el mercado son accesibles.
Estos son los consejos que nos trasladan a la hora de seleccionar un juguete:
– Los juguetes con sonido deben tener control de volumen y salida de auriculares para poder facilitar el acceso a aquellos niños/as con restos auditivos funcionales.
– Si tienen efectos sonoros, deben acompañarse de otros efectos perceptibles para estos niños/as (luces, imágenes, vibraciones…)
– Para evitar acoplamientos, lo mejor es consultar con un especialista.
En nuestros Centros GAES IAI, encontraréis profesionales que os orientarán en la selección, dependiendo del audífono usado por casa niño.

Aquí podréis encontrar nuestros Centros GAES IAI

Si queréis conocer más datos del estudio podéis encontrarlos aquí

¡¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!

Archivo

Para el cuidado auditivo en adultos

Nuestros audífonos

Apúntate a la calidad de vida

Comunidad de salud auditiva

Para profesionales médicos

Programa de patrocinio deportivo

El corazón de GAES