¿Pueden los acueductos vestibulares dilatados producir pérdida auditiva en niños?

La dilatación de los acueductos vestibulares puede influir en la pérdida auditiva infantil. Es importante conocer cómo se diagnostica esta afección y si existe algún tratamiento disponible.

 

¿Qué son los acueductos vestibulares?

 

Los acueductos vestibulares son conductos estrechos de huesos que van desde el oído interno hasta muy adentro del interior del cráneo. Los acueductos comienzan en el interior del hueso temporal, que es la parte del cráneo justo encima de la oreja. El hueso temporal también contiene dos órganos sensoriales que forman parte del oído interno. Estos dos órganos son la cóclea, que detecta las ondas sonoras y las convierte en señales eléctricas, y el laberinto vestibular, que detecta el movimiento y la gravedad. Junto con los nervios que envían sus señales al cerebro, estos órganos funcionan para crear una audición normal y el equilibrio. A lo largo de cada acueducto vestibular hay un tubo lleno de líquido llamado conducto endolinfático, que conecta el oído interno a una estructura en forma de globo llamada saco endolinfático.

 

Algunos estudios recientes indican que se considera dilatado de manera anormal un acueducto vestibular si tiene más de un milímetro, es decir, aproximadamente el tamaño de la cabeza de un alfiler. Esto se llama acueducto vestibular dilatado (AVD). También se conoce como acueducto vestibular agrandado o acueducto vestibular grande. Por lo general, si uno de los acueductos vestibulares se dilata, el conducto endolinfático y el saco endolinfático también se dilatan. No se comprenden bien las funciones del conducto y del saco endolinfáticos. Los científicos creen que éstos ayudan a asegurar que el líquido en el oído interno contenga las cantidades adecuadas de ciertas sustancias químicas llamadas iones. Los iones son necesarios para ayudar a iniciar las señales eléctricas que envían la información del sonido y el equilibrio al cerebro.

 

Relación entre los acueductos vestibulares dilatados y la pérdida de audición en los niños.

 

Las investigaciones sugieren que la mayoría de los niños con acueductos vestibulares dilatados desarrollarán algún grado de pérdida auditiva. Los científicos también están descubriendo que del 5% al 15%o de los niños con pérdida auditiva neurosensorial tiene un AVD. Sin embargo, los científicos no creen que tener el AVD causa la pérdida de audición, sino que ambos son el resultado del mismo defecto subyacente. No obstante, hay que tener en cuenta que el AVD puede ser una señal importante que apunta a lo que realmente está causando la pérdida auditiva en nuestros niños.

 

Causas de los acueductos vestibulares dilatados.

 

Los acueductos vestibulares dilatados tienen muchas causas, las cuales no todas se comprenden por completo. La causa más conocida de los AVD y de la pérdida auditiva son las mutaciones en un gen llamado SLC26A4. Hay dos mutaciones en el gen SLC26A4 que pueden resultar en el síndrome de Pendred (trastorno genético que causa la pérdida de audición temprana en los niños). Los científicos creen que otros factores genéticos o ambientales, actualmente desconocidos, también pueden causar que se dilaten los acueductos vestibulares.

 

Diagnóstico de los acueductos vestibulares dilatados.

 

Hay dos pruebas diagnósticas del oído interno que a menudo se utilizan para identificar la causa de la pérdida auditiva. Éstas son la resonancia magnética (magnetic resonance imaging, MRI) y la tomografía computarizada (computed tomography, CT). Por lo general, se recomienda una o ambas pruebas para evaluar a un niño con pérdida de audición neurosensorial.

 

Tratamiento de los acueductos vestibulares dilatados para reducir la pérdida de audición ¿es posible?

 

Ningún tratamiento ha demostrado ser eficaz para reducir la pérdida de audición asociada con un AVD o para retrasar su progresión. Algunos otorrinolaringólogos recomiendan esteroides para tratar la pérdida auditiva neurosensorial súbita. Sin embargo, no hay estudios científicos que demuestren que éste es un tratamiento eficaz. Además, la cirugía para drenar el líquido del conducto y el saco endolinfáticos, o la cirugía para extirparlos, no son tratamientos eficaces para esta afección, e incluso pueden ser perjudiciales. Las investigaciones han demostrado de manera concluyente que estas cirugías pueden destruir la audición.

 

  • Para reducir la probabilidad de que avance la pérdida auditiva en el niño, estos peques con acueductos vestibulares dilatados deben evitar los deportes de contacto que podrían llevar a una lesión en la cabeza.
  • Es importante, también, usar protección para la cabeza cuando participan en actividades que podrían ocasionar a una lesión en la cabeza, como montar en bicicleta o esquiar.
  • Asimismo, deben evitar situaciones que puedan causar un barotrauma (cambios extremos y rápidos en la presión atmosférica), tales como el buceo, por ejemplo, y cuidar cuando el niño viaje en avión, porque podría afectarle.

 

La mejor manera de reducir el impacto de los acueductos vestibulares dilatados, es identificando la pérdida auditiva lo antes posible. Mientras más temprano se identifique la pérdida de audición en los niños, más pronto podrán adquirir habilidades que les ayudarán a aprender y a comunicarse con los demás.

 

En caso de sospechar de pérdida auditiva, consultad con vuestro pediatra y, tras el informe del especialista, podéis pedir cita directamente en nuestros Centros GAES IAI, a través del formulario de Solicitud de Cita o a través del teléfono de Atención al Cliente 900 835 707.

 

 

Más enlaces de interés:

“Detección Precoz de la Sordera Infantil” – GAES Junior

“¿Déficit de Atención, Trastorno del procesamiento Auditivo o Sordera?” – GAES Junior

«Sordera en la Adolescencia” – GAES Junior

 

Fuentes:

nidcd.nih.gov

 


Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

Suscríbete también a nuestro canal de YouTube para conocer más de nuestra labor.

GAES Junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo