Risoterapia y los beneficios de la Risa

Todos hemos oído hablar alguna vez de la risoterapia, un tratamiento alternativo basado en el poder de la risa. Una acción, la de reír, que posee numerosos efectos beneficiosos para la salud: estimula el sistema nervioso liberando endorfinas que actúan sobre el sistema inmune y el endocrino, mejorando nuestra calidad de vida y acelerando la recuperación de procesos patológicos, entre otros.

El efecto de reír, no sólo con ganas, sino de manera consciente e intencional, ayuda a oxigenar mejor el organismo y a relajar el cuerpo. Es, en sí mismo, un ejercicio maravilloso que no sólo afecta físicamente al cuerpo, sino que, además, nos ayude a ser más felices, tanto a niños como adultos.

 

La risa como vehículo de mejoría.

 

La risa es una manifestación de alegría y bienestar y, en definitiva, una descarga emocional que podría definirse como una reacción psicofisiológica.

Fisiológicamente se caracteriza por las contracciones enérgicas del diafragma, acompañadas de vocalizaciones silábicas repetitivas con resonancia de la faringe, velo del paladar y otras cavidades fonatorias, que son las que producen el sonido particular que caracteriza la forma de reírse de cada uno. Además, estas contracciones son acompañadas por una expresión facial determinada configurada por hasta 50 músculos faciales, principalmente alrededor de la boca, y que puede acompañarse de secreción lagrimal. Por otro lado, la risa pone en movimiento alrededor de 300 músculos diferentes de todo el cuerpo: de la pared abdominal, cabeza, cuello, espalda, hombros, brazos, manos y piernas entre otros. Por último, todo este movimiento corporal es acompañado de una serie de procesos neurofisiológicos asociados, como los cambios respiratorios y circulatorios. Internamente la risa se acompaña de una sensación subjetiva conocida como hilaridad, cuyo goce se ha comparado con el de la actividad sexual y otras reacciones placenteras del organismo.

 

Existen diferentes tipos de risa:

  • Risa espontánea: que surge de forma natural como expresión genuina de las distintas emociones humanas.
  • Risa ensayada: se obtiene voluntariamente y sin motivo alguno que la justifique.
  • Risa estimulada: consecuencia de la acción física o que refleja determinados estímulos externos, como las cosquillas.
  • Risa inducida: producto de los efectos de determinados fármacos o sustancias psicotrópicas como el alcohol, la cafeína, las anfetaminas o el cannabis, entre otras.
  • Risa patológica: es específica de lesiones del sistema nervioso central como consecuencia de varias enfermedades neurológicas transitorias o persistentes. No está vinculada a cambios emocionales y no hay control voluntario sobre su duración, intensidad o expresión facial. A veces viene acompañada de «llanto patológico»

 

¿Qué es la risoterapia?

 

La risoterapia es una técnica psicoterapéutica que busca generar beneficios mentales y emocionales a través la risa. Suele llevarse a cabo mediante actividades en grupo que tienen el objetivo de que los participantes salgan de estas sesiones sintiéndose más positivos, optimistas y, en resumidas cuentas, más satisfechos con su realidad.

No es en sí una terapia, ya que no cura por sí misma enfermedades, sin embargo, sus beneficios psicológicos han sido probados en numerosas ocasiones

 

Técnica de la risoterapia.

 

Esta técnica centra su interés en los dos primeros tipos de risa (Espontánea y ensayada), pues la risa ensayada se torna divertida y contagiosa al poco rato de practicarla, y puede hacer brotar la risa espontánea y potenciar su intensidad y duración. Como el cerebro no acierta a distinguir entre una y otra, ambas se asocian indistintamente a beneficios similares para la salud.

La técnica de la risoterapia consiste en la utilización de diferentes ejercicios, actividades y dinámicas a través de las cuales una persona o un grupo de personas es conducido a un sentimiento de desinhibición que le haga llegar al binomio risa ensayada-risa espontánea, lo que le llevará a experimentar sus beneficios físicos, psíquicos, emocionales y espirituales.

 

Ventajas

Si bien la idea de que la risa repercute positivamente en la salud no es nueva, ha sido durante las últimas décadas cuando han proliferado diversos tratamientos e intervenciones clínicas relacionados con el humor y la risa, lo que ha aumentado el interés y las investigaciones científicas al respecto.

  • La risa puede generar cambios fisiológicos directos en los sistemas musculoesquelético, cardiovascular, inmunológico y neuroendocrino, los cuales se asocian a un efecto beneficioso a corto y largo plazo.
  • Puede conducir a estados emocionales más positivos, los cuales tendrían a su vez efectos beneficiosos directos sobre la salud, o podrían contribuir a una percepción subjetiva de mejor salud y calidad de vida.
  • Puede optimizar las estrategias para combatir el estrés y la ansiedad, así como elevar la tolerancia al dolor subjetivo.
  • Puede aumentar las competencias sociales de un individuo, que en consecuencia se mostrará más cercano y con más satisfacción en las relaciones sociales, lo que además puede causar efectos inhibidores del estrés y estimuladores de la salud.

 

Beneficios específicos:

  1. Mejora la objetividad a la hora de plantear problemas, acorta los pensamientos negativos, desinhibe, aleja la timidez, elimina el miedo, ayuda a la autocomprensión y la comprensión de los demás.
  2. Disminuye la depresión, la ansiedad y el estrés.
  3. Aumenta la autoestima y hace más creativas a las personas que lo practican.
  4. Aumenta las proteínas que combaten las infecciones y fortalece el sistema inmunitario
  5. Reduce el ronquido y aumenta la capacidad pulmonar, ya que hace vibrar el diafragma mediante contracciones clónicas por lo que se oxigena mejor.
  6. Mejora la circulación venosa por el masaje vibratorio y por la relajación de los músculos. Fortalece el corazón y reduce la tensión arterial.
  7. Libera endorfinas que combaten el dolor y producen bienestar. También libera adrenalina, dopamina y serotonina.
  8. Mejora las relaciones interpersonales y facilita la comunicación.
  9. Aumenta la flexión muscular y tonifica. Relaja la tensión muscular en deportistas.
  10. Descarga energía que permite el descanso físico e intelectual. Combate el insomnio al producir una fatiga sana.
  11. Mejora la digestión, favoreciendo la secreción de los jugos gástricos y de la saliva. Quema calorías.
  12. Mejora el estreñimiento.
  13. Despierta la inteligencia.

 

¿Qué beneficios puede tener la risa aplicada a la educación?

  1. Fomenta la creatividad.
  2. Elimina el miedo al qué dirán, todos nos reímos de todos.
  3. Fomenta las relaciones entre los compañeros y con los docentes.
  4. Reírnos de nuestros errores, aprender de ellos.
  5. Libera endorfinas para tener una actitud más positiva.

 

Desventajas

Los efectos negativos de la risa sobre la salud son muy limitados. En casos concretos se ha escrito la aparición de un síncope inducido como efecto secundario.

Sin embargo, sus contraindicaciones son prácticamente inexistentes, aunque se aconseja tener precaución en niños o adultos con determinados procesos, como cirugías recientes, cardiopatías o desprendimiento de retina.

 

Organizando nuestra sesión de risoterapia casera

 

En la actualidad, debido a nuestro ritmo de vida, nos olvidamos un poco del juego en familia. Es habitual que los niños se entretengan con los canales infantiles de televisión, con Internet, las consolas y similares que nada tienen que ver con los juegos tradicionales que antes se solía practicar en conjunto con padres y hermanos. Estos algunos de los motivos por los que nos falta la comunicación familiar sin distracciones, momentos de ocio para disfrutar con risas y complicidad.

Entonces, ¿Cómo podemos organizar una sesión de risoterapia en familia? No es nada complicado. Sólo hay que ponerle voluntad y tiempo.

  1. Si es viable invitamos a familiares o amigos con los que nos sintamos a gusto. ¡Cuántos más participantes, más divertido! Podemos comenzar realizando manualidades con una simpática invitación creada por nosotros mismos: por ejemplo, en una pequeña cartulina recortamos de una revista animalitos y sobre la cabeza de éstos colocamos una foto nuestra de carnet, y escribimos : “Algo anda mal en esta casa y no sabemos qué es ¿notas algo raro? Te invitamos a descubrirlo «. Y adjuntamos el día y la hora, enviamos notificación, vía e-mail o mensaje. Cualquier reclamo que llame al resto de “participantes”.
  2. Preparamos nuestro salón, ya que cuanto más despejado esté de objetos, mucho mejor. Los juegos, en ocasiones, requieren espacio, y así evitamos pequeños accidentes caseros como rotura de objetos, tropezones y caídas. ¡Mejor prevenir el desastre!
  3. Mejor vestirse con ropa cómoda, ligera, con la que poder tirarnos al suelo libremente, sin miedo a estropearla y, sobre todo, que no nos oprima ni nos dificulte el movimiento.

 

Con estos simples 3 pasos, ya tendréis todo organizado para realizar cualquiera de los siguientes ejercicios:

 

Como ya todos nos conoceremos, no haría falta presentaciones formales, pero sí nos podemos inventar un personaje y cambiar la personalidad para añadirle más diversión. Una vez hecha la presentación viene la ronda de juegos.

  • Muecas. Nos colocamos en círculo, y el que inicia el juego le pasa al de su derecha la mueca más estrafalaria que se le ocurra, y éste al de al lado, así sucesivamente hasta llegar al primero. Uno por uno vamos realizando la ronda de gestos ridículos y os puedo asegurar que las carcajadas están aseguradas, y como ya se sabe, la risa es una de las cosas más contagiosas.
  • Me rio o Me enfado. Pedimos a los niños que se rían con ganas cuando hagamos un gesto, con otro gesto les pedimos que se pongan serios. Y vamos alternando.
  • Toma mi risa: En grupo, formando un círculo, uno sale al centro y tiene que intentar pasar la risa a otro compañero solamente mirándole a los ojos. ¡No se vale tocar!
  • Los globos emocionales. Repartimos globos y rotuladores permanentes al grupo, les decimos que dibujen una cara con una emoción. Después, en círculo, tendrán que pasarse los globos uno a uno imitando la imagen que ven en el globo. Así todos hasta que vuelvan a su dueño. ¡Divertiros pinchándolos después!
  • Hola, hola. Hacemos un círculo sentados y presentamos a la persona que tenemos a la izquierda, sólo que con una particularidad: nos inventamos todo sobre su vida. Cuanto más alocado sea todo, más divertido. Así hasta que todos nos presentamos.
  • El mimo. Uno sale a escena y tiene que realizar la labor de un mimo y los demás tendrán que imitarle. El mimo puede elegir al siguiente que ocupará su puesto.
  • Las cosquillas. Mejor con personas de confianza. Nada como un «ataque de cosquillas» de mamá y papá.

 

Y es que la risa es el mejor tratamiento contra la agotadora rutina y el estrés. Reír nos proporciona a nosotros como padres y a nuestros hijos un punto de contacto donde poder ser felices todos sin pensar en los problemas o en las situaciones que nos hacen infelices. Ser feliz, muchas veces, pasa por un abrazo, una sonrisa y una carcajada de nuestros niños.

 

¡A reír y ser felices!

 

Más enlaces de interés:

“Bailar para ser Feliz” – GAES Junior

“Autoestima: clave para el éxito de nuestros hijos” – GAES Junior

 

Fuentes:

cuidateplus.marca.com

scielo.isciii.es

salud.mapfre.es

guiainfantil.com

 


Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

Suscríbete también a nuestro canal de YouTube para conocer más de nuestra labor.

GAES Junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo