Nuestros pequeños tienen una energía prácticamente inagotable, siendo capaces de recorrer todos los rincones de la casa en cuestión de minutos sin agitarse apenas. Les encanta moverse, ser activos, moldear sus intereses de forma continua, buscando nuevos retos e ilusiones que saciar. A veces nos cuesta entender ese ímpetu que, en una misma tarde, les permite jugar al baloncesto, ir en patines o dar vueltas con su bicicleta, y todo casi sin despeinarse. ¡Qué envidia de vigorosidad!

Como padres, debemos aprovechar esa vitalidad para fomentar la práctica del deporte en los más pequeños. Y es que la práctica de actividades que impliquen movimiento asiduo ayuda a la salud cardiovascular de nuestros hijos y, además, puede contribuir, de manera muy positiva, en la comunicación entre padres e hijos, estrechando vínculos entre ellos y fomentando la participación y la confianza familiar.

Deporte: Todo ventajas

La práctica habitual del deporte no sólo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, así como la obesidad y el sobrepeso, sino que invertir de forma efectiva las energías de una forma tan eficaz hará que, al llegar a casa, nuestros hijos se encuentren relajados y les invada una gran sensación de bienestar por la liberación de endorfinas, por lo que les será más fácil conciliar el sueño y obtener un mejor descanso durante la noche.

A nivel anímico, nuestros niños se sentirán más optimistas y alegres, con ganas de emprender nuevos retos y positivos.

La práctica de deporte en los más pequeños sirve también de vehículo de comunicación dentro de la familia. Si los padres estamos a su lado cuando lo practican, sumaremos momentos de complicidad y confianza.

Deportes y ejercicios que nuestros hijos podrían practicar

Hay muchos ejercicios físicos que pueden hacer bombear a su corazón y proveerles del entretenimiento que andan buscando. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Natación
  • Baloncesto
  • Hockey
  • Correr o caminar
  • Patinaje
  • Fútbol
  • Bicicleta
  • Saltar a la cuerda

Ejercicios para fortalecer sus músculos:

Existen numerosas actividades que pueden fortalecer los músculos de su cuerpo, especialmente los de las piernas y los brazos. Estas son otras maneras de fortalecer los músculos:

  • Hacer flexiones
  • Hacer dominadas (colgarse de una barra y elevar el tronco con la fuerza de los brazos)
  • Jugar a tirar de una cuerda (cinchada)
  • Remar
  • Correr
  • Saltar
  • Andar en bicicleta

Ejercicios para la flexibilidad en niños:

Ser flexible significa que pueden estirar fácilmente su cuerpo. Los ejercicios físicos que mejoran la flexibilidad les harán sentir muy bien, como cuando se estiran por la mañana después de despertarse. Es fácil encontrar actividades que les ayuden a estirarse:

  • Gimnasia artística o rítmica.
  • Yoga
  • Bailar
  • Karate
  • Flexionar, girar y estirar

Porque un corazón contento y entrenado es un latido con futuro. Saltad, bailad y corred con vuestro pequeño para ensanchar su corazón y su sonrisa.

Fuentes:

GAES Junior y Kidshealth.org

Artículos relacionados

Salud Auditiva Infantil: Alimentos para el Oído

Leer más

Consejos para que nuestros Niños disfruten de la Lectura

Leer más

La Tartamudez: Qué es, Síntomas y Tratamiento

Leer más

Suscríbete a nuestra Newsletter

Compartiremos con vosotros nuestros próximos consejos para el cuidado y desarrollo de vuestros Juniors, y os mantendremos informados de nuestros próximos encuentros para que sigamos compartiendo momentos mágicos.

Gracias por seguirnos

Os mantendremos informados con nuevos consejos y próximos encuentros GAES Junior
¡Estamos deseando veros! :D