El otoño: época de bajada de temperaturas y humedad. El calor sofocante de agosto es ya un recuerdo, y salir a pasear al aire libre es un regalo para todos los sentidos y toda la familia.

Aunque también es momento de vuelta a la rutina, el cuerpo va a pedir un poco de calle ahora que los adoquines ya no expulsan ese calor infernal. No tengamos ninguna duda, pues nuestros pequeños nos lo van a agradecer. ¡Su energía aumentará y su molestia disminuirá!

Pero aunque el otoño es una época muy grata, la lluvia y las nubes se vuelven una constante. Es por ello que hay que sacar el máximo rendimiento a las horas de sol.

En GAES Junior queremos ayudarte a que ese paseo con tu pequeño sea el momento más agradable del día. Y por qué no, también queremos que se convierta en un buen momento de socialización, tanto para vosotros como para el niño.

  • Uno de los factores más importantes, es escoger las mejores horas del día y las zonas más alejadas del tráfico y contaminación. Todos sabemos que la vuelta al colegio y rutina convierte las calles en un bullicio de coches y motos, así como un constante ir y venir de personas. Por ello, conseguir tranquilidad y disfrutar de los rincones menos ajetreados, va a ayudar a tu pequeño a tener estímulos agradables y conocer mejor todo lo que abarca el mundo que le rodea.
  • A partir de las 24 semanas de vida, a tu pequeño le gustará mucho más el paseo si le ofrecemos la posibilidad de llevarle en un cochecito con sillita. Así, podrá mirar hacia adelante y ver el panorama desde un nuevo punto de vista que seguro que le parecerá cómodo y divertido. Además, interactuar con la gente, le hará crear lazos, abrirse y sonreír así como segregar endorfinas que beneficiarán su organismo y estado anímico.
  • Más allá de aumentar la conexión con la realidad del mundo a través de los distintos estímulos, es importante garantizar especialmente el bienestar completo de ambos, tanto tuyo como de tu bebé. La luz del sol y los balanceos del cochecito van a ayudar al bebé, y la posibilidad de salir a pasear y aprovechar mejor el tiempo, te van a ayudar a ti. Además, percibir el canto de los pájaros, la caída del agua de las fuentes y el crujir de las primeras hojas en el suelo va a ser un regalo para los sentidos. Eso sin olvidarnos del aporte en salud que el ejercicio físico ofrece.
  • Un paseo en esta época del año ayudará a preparar el sistema inmunológico del bebé para el otoño y favorecerá su crecimiento, puesto que el sol ayuda a sintetizar vitamina D, encargada de fijar el calcio a los huesos. También así, la absorción de vitamina D facilitará la creación de células T, un tipo de glóbulos blancos que se crean en la médula espinal y que evitan la aparición de infecciones, preparándole para reforzar sus defensas ante posibles resfriados y Otitis.
  • El balanceo del cochecito va a ayudaros a regular el sueño del pequeño. Salir a la calle hará que el bebé esté más cansado y consiga conciliar el sueño con más facilidad una vez en casa, algo que agradecerá él y también vosotros.

Invertir tiempo en pasear, es invertir en salud y alegría

Así que no lo pienses más y sal a disfrutar de la calle antes de que empiece el frío y ello suponga un esfuerzo más grande.

En GAES Junior queremos que todas las épocas del año sean de crecimiento, así que aunque empiece el otoño y los días sean más cortos, asegúrate de encontrar un momento cada día para poder disfrutar al aire libre con tu bebé.

Artículos relacionados

La importancia de la Lectura en Niños

Leer más

Consejos para la ‘Vuelta al Cole’

Leer más

¿TDAH, Trastorno del procesamiento Auditivo o Sordera?

Leer más

¿Natación para tu Niño? Con Tapones Auditivos

Leer más

Suscríbete a nuestra Newsletter

Compartiremos con vosotros nuestros próximos consejos para el cuidado y desarrollo de vuestros Juniors, y os mantendremos informados de nuestros próximos encuentros para que sigamos compartiendo momentos mágicos.

Gracias por seguirnos

Os mantendremos informados con nuevos consejos y próximos encuentros GAES Junior
¡Estamos deseando veros! :D