Detección de la pérdida

Ewing Test

Detección de la pérdida Pruebas para el oído del niño Pruebas subjetivas Ewing Test

Ewing Test

También se basa en la observación pero la clave está en los sonidos que se le proponen al niño.

Esta prueba se hace hasta los 12 meses y solo se emplean estímulos sonoros cotidianos como la voz, el sonido de un juguete, el sonido de un papel al arrugarse o al rasgarse, etcétera.

Esos estímulos se escogen teniendo en cuenta las frecuencias graves y agudas, y la intensidad (aproximadamente unos 35 decibelios).