Niños con pérdida auditiva: Signos y pruebas auditivas

La pérdida de audición en niños en edad escolar suele pasar desapercibida por relacionarse con falta de concentración o atención.

Los problemas auditivos leves afectan a su aprendizaje y socialización

La pérdida de audición en niños en edad escolar suele pasar desapercibida porque se tiende a pensar que las dificultades en el aprendizaje se deben a falta de concentración o atención. No obstante un problema auditivo leve no diagnosticado puede afectar negativamente en el proceso de enseñanza y ser un obstáculo para seguir el curso con normalidad.

Los niños pueden llegar a perder del 25 al 50% de las conversaciones en clase (dependiendo del grado de pérdida auditiva que sufran), repercutiendo en las tareas escolares si el niño emplea energía adicional para intentar oír al profesor, tomar apuntes y procesar todo lo que oye al mismo tiempo. Todo ello puede implicar problemas en el momento de aprender vocabulario, gramática, orden alfabético, expresiones del idioma, y otros aspectos de la comunicación verbal que, posteriormente, se verán directamente relacionados con dificultades en la adquisición de la lectoescritura.

Familias y Profesionales os lo cuentan

Las pruebas del diagnóstico

Las pruebas del diagnóstico

Diagnóstico

Diagnóstico

¿Qué hacer frente a la pérdida auditiva de un hijo?

¿Qué hacer frente a la pérdida auditiva de un hijo?

La vida de tu hijo

La vida de tu hijo

¿Que quiero ser de mayor?

¿Que quiero ser de mayor?

Posibles signos de problemas auditivos en niños

Es posible que un niño que oía bien pierda parte de su capacidad auditiva. Las causas pueden ser muchas y las podrá determinar el otorrinolaringólogo en su diagnóstico. La genética o la perforación del tímpano pueden ser algunas causas, pero hay que tener en cuenta la correcta higiene auditiva, es por ello que es fundamental que, como padres, estemos atentos ante cualquier señal de pérdida auditiva en nuestros hijos. Si sospecháis que vuestro pequeño puede tener pérdida auditiva, acudid al pediatra, quién le realizará una exploración completa y os remitirá al especialista si lo considera oportuno.

Conductas detectables en el colegio

Signos de alerta en el colegio

  • Gran parte de los niños que sufren pérdida auditiva no quieren participar en clase porque no puede oír claramente lo que el profesor o los demás alumnos dicen. Además, acostumbran a no pedir ayuda por vergüenza e inseguridad.
  • Malinterpreta las instrucciones, suele pedir que se las repitan o tiende a imitar a sus compañeros.
  • Bajo rendimiento escolar, pueden llegar incluso a abandonar sus estudios debido a la confusión y frustración en su progreso académico.
  • Es posible que tiendan a no relacionarse en grupos grandes, incluso a aislarse de sus compañeros especialmente en juegos grupales ao ambientes más ruidosos como el patio.
  • Tienen dificultades para seguir una conversación larga y aprender vocabulario nuevo.
  • Pueden tener errores de articulación omitiendo o sustituyendo los fonemas que no pronuncian bien, suelen ser los que no tienen un punto de articulación visible como /x/ o /k/.

Síntomas o signos a detectar en casa

Síntomas o signos a detectar en casa

Pérdidas auditivas se presentan desde el nacimiento y otras son adquiridas debido a enfermedades, infecciones, etc., por ello es importante realizar revisiones auditivas cuando se tengan antecedentes familiares o cuando se presenten algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor o suporación en el oído.
  • Manifiestan cansancio y dolores de cabeza regulares cuando llegan a casa de la escuela.
  • El niño no responde a la llamada de sus padres.
  • Aumento o disminución del tono de voz.
  • Necesidad de subir el volumen o acercarse al televisor.
  • Retraso en el desarrollo del habla.
  • Mala pronunciación.
  • Bajo rendimiento escolar.
  • Inclinación de la cabeza hacia un lado constante.

Conocer el tipo de pérdida auditiva infantil y factores de riesgo

Existen diferentes tipos de pérdida auditiva y cada una tiene su particularidad pues son ocasionadas por diferentes factores. Es por ello que es fundamental estar, desde el nacimiento del niño hasta su adolescencia, pendientes de su evolución auditiva y desarrollo. Todos estos tipos de pérdidas auditivas pueden interferir en el desarrollo académico de un niño, pues no le permite seguir con normalidad la totalidad del lenguaje hablado.

Hipoacusia reversible o definitiva

Hipoacusia reversible o definitiva

La hipoacusia puede ser reversible (pérdida auditiva conductiva) o definitiva (pérdida auditiva neurosensorial) y tiene niveles de severidad según el grado de pérdida. Se trata de una pérdida auditiva leve cuando no se registran los sonidos por debajo de 20 decibelios (dB) hasta 40 dB; hablamos de una pérdida auditiva moderada cuando no se advierten hasta que se registran desde los 40 hasta los 60 dB; se considera pérdida severa cuando no se detectan los sonidos hasta que alcanzan entre 60 y 85 dB; y, por último, hablamos de una pérdida auditiva profunda cuando no se perciben los sonidos que llegan a de 85 dB en adelante.

Pérdida auditiva desde el nacimiento o adquirida

Pérdida auditiva desde el nacimiento o adquirida

La mayoría los casos de pérdida de audición congénita en niños se presentan desde el nacimiento debido a factores genéticos o causas prenatales (infecciones durante el embarazo, como la rubéola, citomegalovirus, herpes o sífilis, entre otras). Asimismo los niños que nacen prematuramente tienen un mayor riesgo de convertirse en discapacitados auditivos.

No obstante la pérdida auditiva puede ser adquirida debido a infecciones durante la infancia, como la meningitis, sarampión o varicela. Existen ciertos medicamentos antibióticos como la estreptomicina y otros derivados que también pueden causar pérdidas auditivas al niño. Las infecciones de oído como la otitis media, pueden causar una pérdida de audición temporal o desembocar en una discapacidad auditiva permanente si no se trata a tiempo. Y estas otitis son realmente muy comunes durante las vacaciones.

Además también durante el verano se han dado diversas situaciones que han podido afectar la salud de los oídos de los niños como la exposición al agua, al calor, al aire o a la excesiva presión al viajar en coche o avión. La prevención en estos casos es primordial.

Cuidar de los oídos de los niños

Recomendaciones y cuidados para el oído de los niños

Nunca está de más seguir una serie de recomendaciones para preparar y cuidar de los oídos de nuestros peques en la vuelta al cole:

  • Estar atentos ante cualquier posible comportamiento que pueda representar una pérdida auditiva en vuestro peque.
  • Conversar con los tutores del colegio para observar su rendimiento.
  • Acudir a su pediatra para que confirme si es posible que pueda tener alguna deficiencia auditiva. Él os remitirá al especialista otorrino.
  • Acudir a vuestro Centro GAES Junior más cercano, y realizarle una prueba auditiva gratuita a vuestro peque y así asegurar su salud auditiva.
  • Evitar que, en el día a día, use demasiados equipos electrónicos de música o sonido con volumen alto, pues el oído puede dañarse con estos malos hábitos.
  • Cuidar de su higiene y evitar que le entre agua en cada ducha.
  • Darle de comer pescado azul y alimentos con frutos secos así como un suplemento de vitamina C para los cambios de temperatura.
  • Si hace viento, abrigarle bien y evitar que coja resfriados y frío en los oídos.
  • Revisar periódicamente su audición para estar completamente seguros de que todo marcha perfectamente bien.

El oído del niño

Saber más

Estimulación auditiva en niños

Saber más

Tipos y causas de pérdida auditiva infantil

Saber más

Pruebas de diagnóstico de hipoacusia en niños

Las dificultades auditivas deben ser detectadas y diagnosticadas por medio de pruebas realizadas por un otorrinolaringólogo o un audioprotesista. Pueden realizarse varias pruebas auditivas para determinar el origen o la tipologia e intensidad de la pérdida auditiva, entre las más comunes a partir de los 5 años se encuentran las otoemisiones acústicas, las impedanciometrias o las audiometrías.

Es importante que sepáis que las pruebas a efectuar se escogen en función del desarrollo madurativo del niño y no según su edad cronológica

Más sobre pruebas auditivas

Diagnóstico audiológico con Emisiones Otoacústicas

con Emisiones Otoacústicas Ver vídeo: Diagnóstico audiológico con Emisiones Otoacústicas

Audiometría infantil Técnicas Electrofisiológicas

Técnicas Electrofisiológicas Ver vídeo: Audiometría infantil Técnicas Electrofisiológicas

Soluciones auditivas infantiles

Si después de acudir al especialista se confirma un defecto de audición, es importante iniciar el tratamiento cuanto antes para limitar consecuencias en su comunicación y socialización.

Las posibilidades de tratamiento incluyen:

  • Audífonos: estos aparatos facilitan la audición al amplificar y estimular la sonoridad, favoreciendo la rehabilitación del lenguaje. Se pueden colocar a partir del diagnóstico, que debe efectuarse antes de los seis meses de vida.
  • Logopedia: será necesaria durante un largo periodo, en especial, en los primeros años de vida del pequeño.
  • Implante coclear: se aplicará a niños que, tras un periodo de adaptación protésica y rehabilitación adecuada de unos seis meses, no obtengan beneficios.

Audífonos pediátricos

Si tu hijo sufre pérdida de audición y va a utilizar audífonos, debes asegurarte de que estas ayudas auditivas compensen sus necesidades.

Saber más

Implantes cocleares

Descubre los requisitos, características y beneficios de la implantologia auditiva desde pequeños.

Saber más