Soluciones

¿Cómo son los audífonos infantiles?

Soluciones Audífonos infantiles ¿Cómo son los audífonos infantiles?

¿Cómo son los audífonos infantiles?

La tecnología ha hecho posible que un niño con pérdida auditiva pueda oír y, por lo tanto, pueda comunicarse con su entorno y llevar una vida normal.
Gracias al preciso diagnóstico del médico otorrino podremos identificar el grado de sordera y optaremos por la solución auditiva más adecuada y adaptada a las condiciones de cada niño.

Existen muchos tipos de audífonos con funciones y características muy diversas que se adaptan a las necesidades de cada persona.

Los audífonos infantiles más recomendados son los que se colocan detrás de la oreja, llamados retro auriculares.
Es importante que sean de este tipo ya que debido al crecimiento continuo del oído del niño, el audífono perdería sujeción.

Estos audífonos están completamente preparados para evitar incidentes con los niños:
Botones de fácil manejo pero con opciones de seguridad, porta pilas con apertura solo para padres, clip de sujeción para evitar pérdidas. Los audífonos deben ser resistentes para soportar los golpes a los que los niños los exponen.

El audífono cuenta con un control de volumen, es digital y necesita pilas. Por eso es importante comprobar que éstas estén cargadas de forma periódica.

También es muy importante recordar que los audífonos no pueden sumergirse.

Los audífonos infantiles llevan un recubrimiento especial que los protege del agua y del sudor, pues al fin y al cabo se trata de un dispositivo electrónico. Así que no se pueden meter en la piscina y tampoco pueden usarse en el baño.