Cuidados del Oído del Niño

Nuestros hijos someten su audición a un ritmo constante de actividad y es por ello que es necesario aplicar ciertos cuidados del oído del niño para evitar que pueda desarrollar alguna afección auditiva como otitis o sordera.

“La vida se compone de pequeñas bandas sonoras que le ponen color y alegría a nuestros días” y es por ello que debemos poner todo nuestro esfuerzo en cuidar el maravilloso instrumento que la naturaleza ha puesto a nuestro alcance: El Oído.

 

Consejos para el cuidado del oído de nuestros hijos.

 

La Comisión de Audiología de la SEORL-CCC ha elaborado el siguiente Decálogo de Cuidados del Oído del Niño:

  • Cribado auditivo neonatal al bebé: esta prueba se realiza en una primera fase a todos los niños, en el mismo hospital, los primeros días después del nacimiento. Es importante acudir a completar las siguientes fases de estudio si así se requiere, y seguir las recomendaciones de seguimiento y tratamiento que marque el especialista. Con este cribado se detectarán, diagnosticarán y tratarán las sorderas acaecidas en el momento del tratamiento, del tipo y de grado que sean.
  • Alerta a los signos de sospecha de pérdida auditiva: Si el bebé no se sobresalta ante sonidos fuertes, no emite sonido o no gira la cabeza cuando le hablan o grita con mucha frecuencia, no balbucea o detiene el balbuceo previamente existente, puede ser signo de sospecha de pérdida de audición antes del primer año de vida. Más adelante, retrasos de adquisición del lenguaje, dificultades de atención, dificultades para mantener la concentración por cansancio, preguntar frecuentemente “¿qué?”, ver la televisión o escuchar música a un volumen elevado, dificultad para leer, entender conversaciones y contenidos, y timidez-aislamiento, pueden ser señales de pérdida auditiva en niños y jóvenes. En estos casos se debe acudir al otorrinolaringólogo a la mayor brevedad posible para evaluar el origen del problema.
  • Evitar la exposición excesiva y continua al ruido: entornos donde nuestros niños se exponen a sonidos de intensidades muy altas de ruido durante un tiempo prolongado, como conciertos, fiestas populares, etc, pueden suponer un riesgo para su salud auditiva, por lo que es fundamental hacer uso de protectores. Se recomienda evitar los ruidos intempestivos como petardos, disparos y explosiones de cualquier índole, alejarse de las fuentes de ruido, disminuir el ruido que generamos en el propio hogar y reducir el tiempo de exposición a sonidos de alta intensidad en general.
  • Protegerles del frío: conviene prevenir las infecciones de las vías respiratorias en los niños más pequeños pues son el principal factor de riesgo para las otitis. Por eso es aconsejable evitar los cambios bruscos de temperatura, ponerles gorros para salir a la calle y lavar con frecuencia las manos para reducir las posibilidades de contagio de catarros o gripes.
  • No introducir objetos o sustancias extrañas: se deben utilizar sólo productos indicados para el oído y siempre bajo consejo médico por lo que hay que evitar el uso de aceites, soluciones salinas, gotas, agua oxigenada, bastoncillos u otros objetos, ya que éstos últimos, pueden empujar la cera hacia adentro y dañar el tímpano.
  • Limpiar los oídos con cuidado: los oídos de los bebés y los niños son muy delicados y el hecho de que produzcan cerumen no significa que estén sucios ya que tiene un efecto protector. La limpieza debe ser externa y conviene hacerla durante el baño o utilizando una toalla o gasa. No debe introducirse ningún objeto (por ejemplo, bastoncillos) ni intentar sacar la cera pues puede ser que consigamos el efecto contrario y que la introduzcamos hacia adentro.
  • No abusar de los antibióticos: el uso indiscriminado de medicamentos, tanto de uso tópico como por vía oral, puede ser perjudicial para los oídos ya que algunos pueden ser ototóxicos y además, en el caso de los antibióticos, se pueden generar resistencias, sobre todo en el caso de los niños que tienen su sistema inmunológico en pleno desarrollo.
  • Durante el baño: Secar suavemente los oídos después del baño con el uso de una toalla o secador e incluso, si son muy propensos a desarrollar otitis, se podría consultar con el especialista la conveniencia de usar tapones o gorros para evitar la entrada de agua. Los niños con tendencia a los catarros deben de evitar el buceo y en caso de otitis no deben de mojarse los oídos.
  • Tratar correctamente las otitis: En caso de sospecha de pérdida auditiva en un niño por parte de sus cuidadores, padres o profesores, se recomienda acudir al especialista, ya que aun en ausencia de dolor, fiebre o secreción, puede existir una otitis serosa, que de no ser bien tratada puede cronificarse y derivar en hipoacusia y otitis media crónica.
  • Acudir al especialista: en caso de inflamación, dolor, taponamiento, zumbidos, secreción de oído y síntomas derivados de alguna afección auditiva, es importante consultar con el especialista (pediatra y otorrino) ya que pueden derivar en problemas serios de la audición.

 

En caso de sospechar de que vuestro niño pueda padecer algún tipo de pérdida auditiva, deberéis acudir al pediatra y posteriormente podéis Solicitar una Cita en nuestros Centros GAES IAI para revisar la audición de vuestro pequeño y realizar cualquier tipo de consulta respecto a su salud auditiva sin compromiso.

 

Más enlaces de interés:

“Consejos de Prevención de Pérdida Auditiva en Bebés” – GAES Junior

“Consejos de Prevención de Pérdida Auditiva en Niños” – GAES Junior

“Consejos de Prevención de Pérdida Auditiva en Adolescentes” – GAES Junior

“Protectores Auditivos” – GAES Junior

 

Fuentes:

seorl.net

gaesjunior.com

 

 

Foto de Bebé en Portada creado por freepic.diller – www.freepik.es

 


Únete a nuestra comunidad de padres y madres en Facebook y mantente al tanto de las novedades, información sobre el cuidado y desarrollo infantil, información sobre la salud auditiva del niño, así como de concursos y eventos. ¡Te esperamos!

Suscríbete también a nuestro canal de YouTube para conocer más de nuestra labor.

GAES Junior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivo